lunes, 16 de febrero de 2015

Impresora 3D en la Escuela

Las impresoras 3D comienzan a introducirse en el ambiente escolar en diversas partes del mundo, generando nuevas posibilidades educativas. 

Los modelos diseñados en computadoras pueden ser impresos y prototipados en tres dimensiones (3D). La teoría se convierte rápidamente en objetos físicos que pueden ser manipulados. 

Hacer que los estudiantes entiendan las aplicaciones y el potencial de esta nueva tecnología es, sin dudas, clave para su desarrollo. Además, una de las mayores fortalezas de las impresoras 3D es su habilidad para solucionar problemas reales en el mundo físico, lo cual posibilita lograr un cambio de mentalidad en los alumnos, permitiéndoles cambiar su entorno resolviendo problemáticas reales.

Las impresoras 3D en los salones de clases podrían generan espacios comunes de creación donde los estudiantes se reúnen para crear objetos nuevos. Esto puede ser un nuevo  incentivo en el proceso creativo de los jóvenes, extendiendo la cultura de “aprender haciendo”.







Ejemplos de aplicaciones para diversos temas escolares:
  • Matemáticas: diseñar, imprimir y calcular objetos 3D.
  • Geografía: relieves
  • Arte: diseñar e imprimir diversos objetos.
  • Ciencia: imprimir modelo de moléculas.
  • Música: Imprimir instrumentos simples.

Las prácticas desarrolladas hasta ahora con impresoras 3D en escuelas y universidades tuvieron muy buenos resultados. Lo más notorio han sido los niveles de motivación y compromiso de los alumnos al utilizar esta tecnología. 

Al ver su diseño hecho realidad, no solo generan un vínculo mucho más estrecho con lo que están realizando, sino que tienen la posibilidad de rediseñar y mejorar lo que hicieron, y ver los efectos de estas modificaciones en poco tiempo.

Algo muy importante para mencionar en las experimentaciones que ya se realizaron, es que las impresoras 3D posibilitaron el trabajo en conjunto entre diferentes materias y carreras. Así, se lograron cruzar proyectos de arte con clases de matemática, o de física con materiales, siendo el producto impreso la conjunción de los conocimientos adquiridos en ambos estudios.

Otra ventaja que surge de la utilización de las impresoras 3D en la educación tiene que ver con los chicos con poca atención: al ver resultados rápidos y tangibles en sus clases, los alumnos mantienen el interés en la lección. Además, la posibilidad de hacer diseños más complejos hace que los chicos se enganchen mucho más y tengan ganas de seguir probando.



¿por qué la tecnología de impresión 3D es tan importante en la educación?
  • Ayuda a los profesores al poder visualizar en 3D conceptos que son difíciles de ilustrar de otra forma, y les permite generar más interés mostrándole objetos reales.
  • Alienta y mejora el “aprender haciendo” y abre una ruta al “diseño iterativo”: los estudiantes pueden diseñar partes en 3D, imprimirlas, testearlas, evaluarlas y, si no funcionan, trabajar con ellas de nuevo. Esto inevitablemente incrementa la innovación en los diseños producidos.
  • Da más espacio para clases interactivas y fomenta el trabajo en equipo y el diseño colaborativo, permitiendo realizar trabajos en conjunto con otras materias o especialidades.
  • Tiene fuertes vínculos con el aprendizaje personal y las habilidades de pensamiento. Se forman estudiantes creativos y reflexivos.
  • Es una tecnología nueva que se está desarrollando realmente rápido: los estudiantes deben conocer las últimas prácticas industriales y comerciales.



Costos y Finanziamientos:

Lamentablemente el uso de las impresoras 3D parece haberse confinado a los propósitos profesionales, por ahora, y es que siguen siendo gadgets extremadamente costosos. Por suerte, las plataformas de financiamiento colectivo como Kickstarter han dado vida a un par de proyectos destinados a crear impresoras 3D económicas.

Uno de estos proyectos, es la impresora 3D “Printeer”.  Se trata de una impresora 3D que más que ser económica puede ser utilizada por cualquiera, sin ser un gran profesional. Para ser concretos, Printeer está dirigida a niños y busca ser usada en instituciones educativas para que los niños puedan crear proyectos de todo tipo.

Utilizando tan sólo un iPad, los niños pueden crear modelos dibujando con sus propios dedos que posteriormente solicitarán se impriman con Printeer.

Otra de las empresas que está impulsando esta nueva tecnología es MakerBot, una la empresa americana líder en el sector de impresión 3D, se ha propuesto el objetivo de llegar a todas las escuelas americanas. La idea es que todos los centros puedan tener una impresora 3D y, para tal objetivo, el director de la empresa ha lanzada una campaña de crowdfunding en el portal DonorsChoose.org, un site que acoge iniciativas educativas.
El director de MakerBotBre Pettis, ha declarado que “la educación forma parte del ADN” de su empresa y uno de sus principales objetivos “es empoderar a la próxima generación”.
Pettis valora que, de este modo, los alumnos americanos podrán acercarse a la innovación y entender mucho mejor el proceso de producción de la industria americana


FUENTES:
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario