sábado, 20 de febrero de 2016

4- El Video como recurso didáctico


Con la introducción de las TIC en las aulas son numerosos los recursos multimedia que tenemos a nuestra disposición: imágenes, presentaciones, audio, animaciones, vídeo... En concreto, el vídeo supone un recurso excelente, tanto para la elaboración de los mismos como para el visionado de los realizados por otras personas y compartidos a través de Internet.

Las formas de usar el vídeo en la educación han cambiado. Las causas de este cambio son la convergencia digital, la conectividad de banda ancha a Internet y el desarrollo de herramientas y aplicaciones para trabajar con contenidos audiovisuales.
Podemos definir un vídeo educativo como aquel que cumple un objetivo didáctico previamente formulado. Esta definición es tan abierta que cualquier vídeo puede considerarse dentro de esta categoría.

Con la llegada de los equipos multimedia, los nuevos formatos y la digitalización hacen que el vídeo tenga una nueva dimensión, extendiendo su uso a través de portales especializados en Internet.
Un vídeo educativo es un medio didáctico que facilita el descubrimiento de conocimientos y la asimilación de éstos. Además, puede ser motivador para el alumnado pues la imagen en movimiento y el sonido pueden captar la atención de ellos.
Las horas que pasan los niños y niñas frente a sus pantallas de televisión generan en ellos(as) una cercanía y familiaridad con el medio que hace que adquieran habilidades para captar y comprender de manera fluida y natural el lenguaje audiovisual. Esto le confiere a este medio un importante potencial como herramienta de aprendizaje, para ser incorporado en el proceso educativo, como explica Sánchez (2009):

La imagen, por ejemplo, tiene y tendrá una gran importancia para la enseñanza y la comunicación. En los aportes que hicieron los psicólogos Piaget, Vygotsky, Brunner y Ausubel a la pedagogía, se puede evidenciar cómo el manejo didáctico de un material incide positivamente en el desarrollo de procesos de enseñanza y aprendizaje. El uso apropiado de la imagen produce en los estudiantes mensajes de fácil recordación frente a aquellos que son emitidos verbalmente: la fotografía, el cine, la televisión y el computador, entre otros, utilizan la imagen como medio para trasmitir mensajes, que aplicados bajo estrategias pedagógicas apropiadas en el aula, posibilitan la enseñanza y el aprendizaje de una manera más agradable y significativa…




El video, es que puede ser utilizado como un importante medio audiovisual de enseñanza, ya que combina elementos de los otros medios, como la fotografía, la imagen en movimiento, el texto, el sonido; en función de favorecer el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje. Sobre estos aspectos Salas Perea plantea lo siguiente: ”El video didáctico es un medio de comunicación que posee un lenguaje propio, cuya secuencia induce al receptor a sintetizar sentimientos, ideas, concepciones, etc., que pueden reforzar o modificar las que tenía previamente. Permite metodizar actuaciones y enfoques, profundizar en el uso de técnicas, recomponer y sintetizar acciones y reacciones, así como captar y reproducir situaciones reales excepcionales, que pueden estudiarse y analizarse minuciosamente en diferentes momentos.”

El video didáctico es una valiosa fuente de información científica que contribuye a la formación de una concepción científica del mundo en profesores y estudiantes, mediante su uso en diferentes funciones:

  1. Función informativa: Cuando el objetivo del mensaje es describir una realidad lo más objetiva posible, atendiendo a las necesidades del grupo.
  2. Función motivadora: Cuando el mensaje trata de influir en la voluntad del destinatario para sensibilizarlo en torno a un tema.
  3. Función expresiva: Cuando el mensaje permite expresar sus propias emociones.
  4. Función evaluativa: Cuando el video se realiza para valorar una conducta determinada.
  5. Función investigativa: Cuando se utiliza el video para realizar trabajos de investigación.
  6. Función metalingüística: Cuando el interés se centra en el código mismo, o sea, utilizando un video explicar el mecanismo de trabajo con video.
  7. Función lúdica: Cuando se utiliza el mensaje en el juego.
  8. Interacción de funciones: Cuando varias de estas funciones interactúan entre sí. Esto casi todos lo cumplen.


Existen varios tipos de videos didácticos. En el contexto de las ciencias médicas se ha adoptado la clasificación propuesta por Ardanza:


  • Video lección: Se emplea sin la presencia del profesor y es muy utilizado en la educación a distancia. Consta prácticamente de los diferentes componentes de una clase. Permite a los educandos apropiarse de conocimientos, observar la ejecución de técnicas y demostraciones, propiciar la creación de habilidades y sistematizar su preparación técnico-profesional.
  • Video de apoyo: El profesor lo emplea como un medio de enseñanza más al desarrollar una conferencia, clase teórico-práctica, clase práctica o una práctica de laboratorio. Le facilita la ejecución de tareas docentes, reproducir fenómenos, demostraciones, técnicas, etc. Se emplea fundamentalmente en las actividades docentes del pregrado.
  • Video interactivo: Se emplea un profesor-facilitador, desde una nueva perspectiva, con una metodología activa y participativa en el proceso docente. Posibilita el desarrollo de una comunicación simétrica y de la recíproca, de roles antes señalados.
  • Paquete didáctico: Consta de múltiples medios de aprendizaje (textos, guías metodológicas, videos, filminas, cassettes y/o software educacionales) y es ideal para la autopreparación, los estudios dirigidos y a distancia.


Repositorios sociales de vídeo.

Un repositorio social de vídeo es aquella página web que permite subir clips de vídeo a sus servidores, para que cualquier persona los pueda buscar, ver y comentar desde su navegador.

Los canales temáticos educativos de Google Video, YouTube, Veoh, BlipTV, Blinkx, Euskaltube, etc., son buenos ejemplos de repositorios sociales de vídeo. Son de contenido basado en el usuario mismo, y ello crea también problemas a la hora de la clasificación de los materiales.

YouTube es el repositorio social de vídeos por antonomasia (que no el primero en crearse, como algunos creen), y permite a los usuarios subir, ver, votar, comentar y compartir clips de vídeo, y a las empresas, publicitarse del modo tradicional en web o tener su propio canal dentro de YouTube. Además, permite integrar vídeos desde otros servidores y, mediante la copia de un código generado automáticamente, cualquier persona puede poner en su página web los vídeos sin tener que preocuparse del alojamiento.


Repositorios de vídeo en formato Web 2.0:


Todos estos repositorios mantienen una logística que permite localizar cualquier vídeo por medio de etiquetas o tags que los usuarios ponen a cada vídeo. Un problema con el que nos encontramos con frecuencia es la mala clasificación de muchos de los vídeos que nos interesan. Señalamos por último que, como parte del ecosistema de la Web 2.0, estudiantes y profesores pueden seguir la información sobre los contenidos de los diferentes canales en las redes sociales más extendidas, como Twitter y Facebook, además de ofrecer su flujo de información en RSS.




REFERENCIAS:



VIDEO:

IMAGEN:









Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario