viernes, 20 de febrero de 2015

Adiós a la tiza, llegó la Pizarra Digital

La forma de aprender ha cambiado. Con el paso de los años, los docentes han visto cómo sofisticados gadgets invaden sus centros, y se prevé una profunda transformación en la manera de generar y transmitir conocimientos.


En las aulas, la transición de la pizarras convencionales por pizarras digitales interactivas, ya ha comenzado. Ya no hay por qué mancharse de tiza desde la llegada de la tecnología de Pantallas Digitales Interactivas (PDI).



Esta nueva tecnología, incorpora: videojuegos, entornos virtuales, redes sociales, blogs, foros, entre otros. Es una nueva herramienta que apuesta a hacer más interactiva la clase, incidiendo en la capacidad de retención del alumno/a y sirve de motivación al proceso enseñanza-aprendizaje.

Un videoproyector conectado a un ordenador enfoca imágenes en la PDI, que se controla desde una portátil, tablet PC o directamente sobre la pantalla. Sus posibilidades sólo dependen de la creatividad del profesor.


Con el uso de las Pizarras Interactivas, el alumno trabaja con su ordenador portátil o su tablet y el profesor controla las pantallas desde su equipo.


Mediante la utilización de un lápiz óptico o incluso los dedos, alumno y profesor pueden escribir cualquier palabra. La primera sorpresa llega cuando, a través de un clic, la letra manual se transforma en tipográfica.

Aplicación práctica
Este uso tan sencillo es sólo un ejemplo de la cantidad de posibilidades que aportan las pizarras digitales. Temas como el de la Revolución industrial, por ejemplo, se pueden abordar con una primera introducción teórica para posteriormente ilustrarlo mediante mapas virtuales o combinarlo con archivos de sonido y fragmentos de películas, haciendo más atractivos cada uno de los temas.


Con este tipo de sistemas resulta más sencillo hacer que los alumnos participen de forma activa en la búsqueda de esos materiales y en su configuración.

Con la Pizarra Digital Interactiva, cada profesor puede configurarse su propia clase a través de un mecanismo que permite almacenar, en un lateral de la pantalla, carpetas creadas previamente. 



La Pizarra Transparente: adiós a dar la espalda a los alumnos.

El profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Northwestern, Michael Peshkin, ha ideado un método sencillo y económico con el que puede dar lecciones online a sus alumnos mientras mira una cámara y al mismo tiempo, explica los conceptos en una pizarra transparente.

Peshkin utiliza una pizarra transparente a modo de gran ventana desde la cual él puede escribir y dibujar de manera natural mientras que no da la espalda a la cámara. De esta manera se hace muy natural el explicar conceptos y dibujar diagramas o bien incluso también tomar notas sobre imágenes o diapositivas insertadas digitalmente.

¿Cómo funciona?

El sistema es sencillo, Peshkin hace uso de rotuladores con tinta fluorescentes que brillan bajo cierto tipo de luz LED y es lo que “hace la magia“ en el pizarrón.



El problema de este sistema a la hora de enseñar en directo es que debería escribir al revés en tiempo real, modo espejo. Es por ello que este sistema está enfocado a la enseñanza online, donde una vez grabado el vídeo se muestra invertido, girado completamente sobre un eje vertical.

La idea de su método de enseñanza online está basada en que los estudiantes vean dichos vídeos y tomen sus apuntes en su tiempo libre y utilizar las horas de clase para resolver dudas y problemas a modo de tutorías.

No cabe dudas que su idea es bastante original y podría ser el primer paso para la producción de tecnologías, que usando el mismo principio, permitan desarrollar esta ingeniosa propuesta.


FUENTES:



IMÁGENES:
http://2.bp.blogspot.com/-jmGp3EaIW5E/UO73M-ejUMI/AAAAAAAAACQ/u6TXfcuh0Vg/s1600/pizarradigital.jpg
http://img.xataka.com/2013/11/650_1000_Michael-Peshkin.jpg






Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario